Cargando

Cataluña es una CCAA del norte de España.

Estoy viendo en la tele el resultado de las elecciones catalanas 2010. Agradezco a TVE que haya contratado a un intérprete porque soy incapaz de comprender ese dialecto o lengua, aún no lo tengo claro.

Ahora mismo habla Montilla, el gran derrotado. En su discurso, al margen de lo esperado, anuncia que ya no se va a volver a presentar a la presidencia del partido. Enhorabuena, uno que sabe retirarse. Un gran revés para los socialistas. Otra bofetada para ZP. Se está quedando solo, muy solo. Pero creo que no es consciente de ello.

Ahora es el turno de Sánchez-Ocaña, del PP. Estos no han ganado, pero sí mejorado lo cual es un gran logro puesto que ya se sabe la relación que ha habido entre ambos hasta ahora. Veo con alegría que la intérprete de turno se tiene que callar porque Sánchez-Ocaña habla en castellano. PP: one point.

Aparece en escena Joan Laporta. Yo juraría que este señor fue presidente del FCB y que últimamente le habían relacionado con casos de corrupción. Sin embargo ha conseguido cuatro escaños. Impresionante.

Y finalmente enfocan a Artur Mas. El vencedor. ¡Qué baño de multitudes, qué contento está! Aplausos, abrazos, flashes. ¿Hay estatuto, hay separación, hay catalanismo? Será la superficie española más pequeña a partir de ahora? En el nuevo parlamento hay más Cataluña que España. Cómo le gusta hablar de esa provincia y de los seis millones y medio de habitantes que la componen. Qué tristeza. Habla de “país”, ¡qué indignación!

Podría decir que estoy contenta porque el gran perdedor es el PSC. Podría tocar las palmas porque ZP cada vez está más hundido. Pero no. No hay cosa que me siente peor que ver sonreir a gente que reniega de su patria. ZP será un inepto, pero por lo menos se siente español.

Para colmo, mañana se enfrentan el Real Madrid y el FCB, y he leído en algún medio online que una banda de ultras han apedreado el autobús del Real Madrid. También he visto un video de la llegada del RM al aeropuerto del Prat. Entre pitadas y banderas separatistas, también había gente fan del RM, con camisetas de la selección española en mano y gritando “viva España”.

Por ello, y por el crecimiento del PPC, confío en que no todos los catalanes hayan perdido la cabeza. Confío en que Cataluña siga siendo una comunidad autónoma del norte de España y no un país más dentro de Europa. Y confío en que (lo siento pero si no lo digo, reviento) gane el Madrid.

¡¡Hala Madrid y viva España!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *