Cargando

La estación

Desde pequeña he sido muy competitiva. Siempre quería hacer el mejor dibujo, llegar la primera y coger la mayor cantidad de caramelos que caían de las piñatas. Supongo que eso depende de la educación que te hayan dado. A mí me han exigido mucho por lo que no entraba en mi cabeza conformarme con los segundos puestos. Si a eso le sumas que soy enormemente puntual, la cosa se complica. Soy de esas personas que viven pendientes de las agujas del reloj. Odio literalmente hacer esperar y, por consiguiente, jamás hago esperar a nadie. Además, mi obsesión por no perder el tiempo llega hasta tal punto que jamás podría salir del coche, caminar hacia el portal y sacar las llaves. ¡No! Hay que sacar las llaves en el trayecto de casa al portal para así ahorrar tiempo, o aprovecharlo al máximo.

Me releo y me estreso. Vivir así es una auténtica esclavitud. Y ahí está mi lucha interna. Hace unos meses me apee del tren en el que viajaba. Y, a pesar de ser una decisión mía, considero que estoy tirando segundos, minutos, horas y días a la basura.

Sé que la decisión que tomé fue meditada. Soy mujer nómada y exploradora y convivo con una necesidad imperiosa de experimentar continuamente nuevas sensaciones. Sé que de vez en cuando hay que pararse y analizar por dónde vas y hacia dónde quieres ir y estudiar nuevas vías de desarrollo personal y profesional.

He estado un tiempo en esa estación. Una estación muy bonita, acogedora, con mucha luz porque tiene millones de puertas abiertas y divertida por la cantidad de gente nueva que por aquí pasa. Sin embargo, los viajeros que me rodean van todos muy deprisa por miedo a perder el tren, casi ninguno lo pierde y ninguno se equivoca de rumbo. Y ver a toda esta gente envuelta en un ritmo frenético y con los destinos tan claros me estresa enormemente. Porque ya no sólo no llego la primera, tampoco cogeré ningún caramelo y todos ellos aprenderán a dibujar mejor que yo.

Es hora de coger de nuevo un tren. ¿Cuál? No lo sé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *